Conéctate con nosotros

Hola, ¿Qué estás buscando?

La Aguja Imantada

La raíz del Ahuehuete VIII

Escucha la leyenda que cuenta el viento y encontrarás la verdad del agua.

Diseño: Mary Maldonado

Capítulo ocho

La leyenda

El murmullo del agua cuenta una historia aquella que nos une siempre, porque no importa cuanto tiempo pase, la humanidad no pude dejar de penar; sufrimos males muy similares a los de nuestros ancestros.

Sin embargo, para los desgraciados que hemos caído en este rincón de miseria la esperanza fue lo primero que nos abandonó. Alguna vez me dijeron que son lagrimas, las lagrimas de los antiguos cerros cuando lloran su tierra. Otros dicen que es el camino de la llorona; es por donde anda entre lágrimas.

Lo cierto es que hay un río, sinuoso y turbulento que, cuando te atrapa no te suelta, te lleva de aquí para acá y cuando crees que te dejará ir te vuelve a hundir: de este destino no te pude salvar ni la muerte, vivir eternamente ahogándose.

—¡No manche!  Don Chencho y a poco eso si es real— preguntó el esposo de mi hija mientras me extendía la mano con un poco de pulque.

—Son los gritos que oyes en el convento.

—En tons no es fantasma— negué con la cabeza —¿Y por qué llueve?

Anuncio. Desplácese para seguir leyendo.

—Por ellos siguen el río, es como una víbora de aguas, un brazo del río.

—Pero cómo alguien podría sobrevivir a eso Tito preguntó uno de mis nietos, la razón por la cual hoy recuerdo esta historia.

Es un castigo para los que viven eternamente mijo, eso me dijo el viento los niños me miraaron y pensé que se desataría el llanto, pero la más chica me miró a los ojos y dijo.

 ¿Por qué los castigan?.  Se portan mal Tito la cargó y la puso en su rodilla.

Tal vez oí mal y no es un castigo es difícil oír al viento cuando te estás riendo y empezó a hacerle cosquillas a los niños; siempre hacen preguntas para las que no tengo respuestas.

Cuando los niños se fueron con sus padres pude disfrutar de mi pulque. De pronto ví a la víbora dando vueltas revolcandose en las nubes con desesperación mientras una fuerte llovizna empezaba a caer. Las venas de la tierra se empezaran a volver locas y eso no es bueno para las tierras de cultivo.

Sin embargo, no sientí algo malo, se sentía como algo nuevo y seguro. Tenía que ver con un auto que se aproximaba.

Las venas que nos unen van de aquí para allá entre tiempo y espacio.
Uniendo y separando, vida y muerte, el todo y la nada.
Pero cuando te atrapa, pasa lento y en silencio.
Aférrate a la tierra y no te dejes llevar o perderás tu vida.


También te puede interesar: La raíz del Ahuehuete VII

También te puede interesar: Me vas a extrañar

Anuncio. Desplácese para seguir leyendo.

Haz clic para comentar

Dejar una réplica

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio
Anuncio

Categorías

También te puede gustar

Cultura

La noche del ocho de junio se grabaron escenas de la película "God is a bullet" en el barrio de Puente Grande, Huehuetoca. La...

Sociedad

Berenice Medrano Rosas, Milton Castañeda Díaz, Alfonso Rodríguez Bautista, Francisco Velázquez Ortega y Edgar Reyes Loz representan a sus partidos y el próximo 6...

Sociedad

Luego de tres fines de semana de recorridos y presentación de planes de trabajo, los aspirantes a la presidencia municipal de Huehuetoca dieron a...

Internacional

Las personas que deseen postularse necesitarán un dominio básico del idioma inglés y estudios mínimos de secundaria; no exiten especificaciones de género o rango...