Conéctate con nosotros

Hola, ¿Qué estás buscando?

La Aguja Imantada

Solo falta que sueltes las riendas del miedo y que comiences a caminar.

Diseño: Alan Uribe
Últimamente no he podido dormir. Debe ser porque me has robado el sueño, con tus ojos,
con tus labios,
con tus encantos…
Y no te culpo,
al contrario,                                                                                                                                           
Me alegra no dormir por pensar en ti.
Añorando constantemente un futuro incierto
como posiblemente lo hagas tú;
aunque no sé si sea por estar pensando en mí.
He dejado de lado las cosas que debía hacer
desde hace ya un par de días.
No puedo dejar de añorar infinidades contigo.
Que me quieras.
Que te quedes a mi lado,
una, dos, tres noches…
O el resto de nuestras vidas.
No es mucho lo que ofrezco, amor.                                                                                                    
Te ofrezco mi vida entera,
para poder demostrarte día con día
que eres lo más hermoso que me ha pasado.
"Lo juro.
Juro que te pienso, incluso cuando no puedo ni pensar.
Juro que te grito en el vacío del silencio.
Juro que te necesito."
Por favor,
solo mírame.
Mira todo este amor incondicional que pongo ante tus pies,
ante tus manos,
ante tus miedos,
ante tus inseguridades.
Yo también tengo miedo,
también evito caer herido
ante el combate del amor;
ante esta guerra interminable
pero fructífera,
que me ha hecho escribirte poemas.
Poemas malos
pero llenos de amor.
Solo falta que sueltes las riendas del miedo
y que comiences a caminar
a mi lado
,
aunque de que creas que es inseguro.
Yo me encargaré de hacer el camino lo más seguro posible
para que camines con toda tranquilidad.
Quédate a mi lado.
Te haré el amor.
Te haré sentir feliz.
Te prepararé el desayuno cada mañana.
Te Quiero.
Te ofrezco lo que soy,
imperfecto,
con unas perfectas ganas de amarte.
Cada anochecer,
cada amanecer,
cada atardecer;
a cualquier hora del día
estaré para ti.
En tus pensamientos,
en tu corazón,
en las noches donde no puedas dormir.
Para afirmarte
que valió la pena
perder el miedo
y comenzar de nuevo.

También te puede interesar: Desconocido

También te puede interesar: La raíz del Ahuehuete VI


RECIBA EL BOLETÍN

Newsletter quincenal, gratuito y sin spam.

Un comentario

Un comentario

  1. Pingback: Un eco de historia en la Cuidad de México: El Mercado de San Juan - Revista Brújula MX

Dejar una réplica

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Categorías

Puede interesarte

Sociedad

Entre muchos caballos y mujeres hermosas partió desde la clínica de equinoterapia "El Renacer"...

Voz de marca

En Atotonilco de Tula con El Fronterizo las podrás encontrar de varias medidas: 13, 14 y 15.

Sociedad

Al no recibir respuesta de las autoridades municipales, vecinos de Pérez de Galeana bloquearon el arco norte luego de perder sus unidades de carga...

Cultura

Apaxco, sede regional. Vendrán artistas de Tequixquiac, Zumpango, Huehuetoca, Atotonilco de Tula y Atitalaquia, Hidalgo.

Voz de marca

"No esperes a que tu crisis sea grande, acude de inmediato" como en cualquier área de la salud.