Conéctate con nosotros

Hola, ¿Qué estás buscando?

La Aguja Imantada

Aquí no se pregunta

Aquí no se pregunta, solo se hace. No se habla pero se sabe, se niega pero se siente y es tan grande que se hace común.

Diseño: Mary Maldonado

Cuando mi hermano ya no volvió a casa, yo no entendía por qué no lo buscábamos. Mi mamá no dijo nada; se dedicó a mirar por la ventana todas las noches y a llorar en silencio. Pasó medio año, aproximadamente, cuando después de una balacera tocaron a la puerta y era él. Yo estaba muy feliz. Como se acercaba diciembre él traía regalos, pero mi madre no me dejó tomar nada y me mandó pa’l cuarto.

Mi hermano se fue y no supe nada de él hasta dos años después en el funeral de mamá. Una bala perdida.

Y desde entonces estoy aquí. No pregunto, ellos dicen que hacer y pa’que negar que a uno lo cuidan bien. Pero fue duro sentir el peso del cuerno y el golpe que da un arma al disparar. Recuerdo que la primera vez que me eché a un pendejo hasta me oriné del susto, ellos nada más se rieron y me dieron un fajo grande de dinero pa’ que me comprara otro pantalón.

Fue raro. Yo no tuve nada por mucho tiempo, hasta que llegué aquí. Cada vez, todo se hacía más fácil, era fácil hacer cosas cabronas que, si mi mamita santa hubiera sabido, me hubiera molido a golpes, pero ella ya no estaba. Tal vez por eso era fácil.

Pero lo más cabrón es que me sentía grande, supongo que me sentía invulnerable, comencé a pensar que nadie me podía hacer nada; hasta que murió mi hermano. Yo no vi cuando pasó, pero si cuando lo cubrieron y es lo último que vi de él, no supe dónde quedo. No pregunte nada, porque no tenía a donde llevarlo, entonces supe que no tenía nada, como entras sales; aquí nadie tenía nada.

Aquí solo hay gente que se ensucia las manos, pero al menos no estoy solo, será poquito tiempo pero tiempo bien vivido. Eso sí, me hubiera gustado tener bien a mi amá; me arrepiento, pero era un niño sin mamá ¿Qué otra cosa podía hacer?

En tons’ cuando la bala me encuentre, estaré contento. Aunque esté como perro de la calle, solo en el pinche suelo yo estaré feliz porque veré a mi amá, a mi hermano y hasta a mi apá.


También te puede interesar: Su absurdo amor

Anuncio. Desplácese para seguir leyendo.

También te puede interesar: La raíz del Ahuehuete VII


Haz clic para comentar

Dejar una réplica

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio
Anuncio

Categorías

También te puede gustar

Cultura

La noche del ocho de junio se grabaron escenas de la película "God is a bullet" en el barrio de Puente Grande, Huehuetoca. La...

Sociedad

Berenice Medrano Rosas, Milton Castañeda Díaz, Alfonso Rodríguez Bautista, Francisco Velázquez Ortega y Edgar Reyes Loz representan a sus partidos y el próximo 6...

Sociedad

Luego de tres fines de semana de recorridos y presentación de planes de trabajo, los aspirantes a la presidencia municipal de Huehuetoca dieron a...

Internacional

Las personas que deseen postularse necesitarán un dominio básico del idioma inglés y estudios mínimos de secundaria; no exiten especificaciones de género o rango...