Conéctate con nosotros

Hola, ¿Qué estás buscando?

La Aguja Imantada

La raíz del Ahuehuete

En la época pre revolucionaria los Contreras se hacían poco a poco de renombre, acumularon tierras y negocios.

Diseño: Aglahe Morelia

Capitulo I

La casona de Teotlalco.

Es una noche como esta, las que me hacen pensar en la historia de la vieja casona de Teotlalco. La familia de mi padre no ha dejado de contarla, pareciera a simple vista una historia de fantasmas, pero dista mucho de serlo.

En la época pre revolucionaria los Contreras se hacían poco a poco de renombre, acumularon tierras y negocios. Con el crecimiento de su fortuna la idea de tener un lugar en la sociedad se fue convirtiendo en una realidad, por lo que tener una casona en el centro de la urbe más cercana a sus tierras se hizo el paso lógico.

Esa realidad fue bastante barata, sospechosamente barata. Y la casona de Teotlalco ahora portaba el escudo de los Contreras, la vida siguió su curso. En esa casa nacieron los tres hijos del señor Contreras, en ella crecieron, en ella enseño a su hijo mayor a seguir sus pasos, en ella la mano de su hija fue pedida por un joven de buena casa; era todo lo que se podía pedir.

Pero no todo en su vida fue felicidad. El tercer hijo de los Contreras era como sus hermanos, un niño educado, diestro al montar a caballo y amable; pero eso no evitaba ser el chisme principal del pueblo sólo por su preferencia.

Anuncio. Desplácese para seguir leyendo.

Es difícil imaginar el dolor de no poder ser, temer por tu vida y la de tus seres queridos. Razón por la cual, el menor de los Contreras se convirtió en una sombra que vagaba por la casona y que era visto sólo en eventos sociales.

Y fue justo en una velada de una noche tranquila cuando todo sucedió.

Mientras la casa se llenaba de luz y sonido, el patio trasero se había sumergido en un silencio sepulcral a medida que la oscuridad se apoderaba del lugar. Sin embargo, se distinguió claramente una sombra que atravesó el patio hasta llegar a un pozo abandonado.

Cuando los anfitriones se dieron cuenta de aquel suceso sólo encontraron un pozo abierto, lo que se objeto al motivo de la ausencia del hijo más joven. Desde entonces la familia se vio asediada por extraños ruidos que iban en aumento.

Una historia típica. Pero intrigante.

Por lo que destine gran parte de mis estudios superiores a su aclaración.

Pensaría el lector en que lo más evidente, sería hablar de un asesinato, probablemente un atroz intento de la familia de deshacerse de lo que en aquellas épocas era considerado “enfermedad”.

Justamente sería el principio de mi investigación, la cual se remitiría solamente la demostración documental de la existencia de los Contreras y de la desaparición del menor de los hijos aunado a un pequeño e informativo texto sobre las vivencias de la comunidad homosexual en la época.

Anuncio. Desplácese para seguir leyendo.

Pero esa hipótesis quedo descartada una tarde en la que también descarte mi cordura.

Era el primer día en que se me permitía entrar a la casona no sólo para la recopilación de mi investigación, sino -y más importante- como parte de mi servicio social para restaurar el inmueble y volverle museo. Mi primer impulso fue ver el pozo, grande fue mi decepción al ver que no existía ningún pozo dentro de la propiedad. Con la prisa de cumplir con mi trabajo, metí en mi cabeza la idea de que las historias con el tiempo se deforman.

Aquella tarde una fuerte lluvia me dejo atrapado, con el aburrimiento decidí tomar algunas fotos del lugar como evidencia del estado de piso, paredes y ventanas. Y justo en la ventana algo llamo mi atención, a lo lejos se podía observar una formación circular de ladrillos; sobra decir que eso no estaba ahí, limpie la ventana y observe por un rato.

Claro el siguiente paso lógico era salir en la tormenta y ver de cerca el pozo. Pero justo a la mitad del camino una mujer que intentaba salir de me dejó congelado, se veía lastimada, pero al cruce de miradas un rayo se llevó el mentado pozo.

Pensé que me había dejado influenciar por el lugar. Pero la repetición de los eventos se ha apoderado de toda mi atención.

Con esto no quiero justificar mi allanamiento de esta noche, eso espero lo hagan mis videos, con esto quiero…

¿Qué quiero?

Anuncio. Desplácese para seguir leyendo.

También te puede interesar: Renovación en la industria musical


RECIBA EL BOLETÍN

Newsletter quincenal, gratuito y sin spam.

Escrito por

Un comentario

Un comentario

  1. Pingback: La raíz del Ahuehuete ll - Revista Brujula MX

Dejar una réplica

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Categorías

Puede interesarte

Sociedad

Entre muchos caballos y mujeres hermosas partió desde la clínica de equinoterapia "El Renacer"...

Voz de marca

En Atotonilco de Tula con El Fronterizo las podrás encontrar de varias medidas: 13, 14 y 15.

Sociedad

Al no recibir respuesta de las autoridades municipales, vecinos de Pérez de Galeana bloquearon el arco norte luego de perder sus unidades de carga...

Cultura

Apaxco, sede regional. Vendrán artistas de Tequixquiac, Zumpango, Huehuetoca, Atotonilco de Tula y Atitalaquia, Hidalgo.

Voz de marca

"No esperes a que tu crisis sea grande, acude de inmediato" como en cualquier área de la salud.