Conéctate con nosotros

Hola, ¿Qué estás buscando?

Literatura

Homo sapiens y obesidad en el siglo XXI

¿Son nuestros ancestros «Homo Sapiens» culpables de la obesidad actual? —Te cuento…

De animales a dioses - reseña

Al rededor de 70.000 años de evolución nos separan de nuestros ancestros los Homo sapiens, pero ¿qué tienen que ver respecto a nuestra alimentación desde la revolución cognitiva al día de hoy?

Para el contexto del lector; la revolución cognitiva es un término empleado por el historiador Israelí Yuval Harari, autor del libro «Sapiens: De animales a dioses», para referirse al momento en que los Homo sapiens empezaron a evolucionar su comunicación y su conciencia que, dicho por el mismo autor, esta fue la causa de que otras especies como la Homo rudolfensis, Homo floresiensis, Homo erectus, etcétera, no hayan podido imponerse ante los sapiens pues su forma de comunicación no permitió adaptarse a las estructuras sociales posteriores.

A ciencia cierta no hay evidencia de qué fue lo que causó las nuevas formas de pensar y de comunicarse hace entre 30 mil y 70 mil años. La teoría más cercana que menciona el escritor es que fueron mutaciones genéticas accidentales las que cambiaron las conexiones internas del cerebro de nuestros predecesores, lo que brindó la posibilidad de comunicarse sin precedentes e intercambiar señales y significados utilizando un tipo de lenguaje completamente nuevo. Hasta dónde se tiene conocimiento, podemos decir que fue algo aleatorio. Como fueron los sapiens como pudo haber sido cualquier otra especie humana.

«La respuesta más común es que nuestro lenguaje es asombrosamente flexible. Podemos combinar un número limitado de sonidos y señales para producir un número infinito de frases, cada una con un significado distinto. Por ello podemos absorber, almacenar y comunicar una cantidad de información prodigiosa acerca del mundo que nos rodea». «De animales a dioses, Yuval Noah Harari».

Nuestro comportamiento se ve moldeado al día de hoy por la recolección y la caza manteniendo patrones de conducta de antepasados homínidos. La genética se ha visto poco modificada en cuanto a modelos de conducta en comparación de hace miles de años a la actualidad pues todo comportamiento que nos define ahora como seres humanos vivos son el resultado del estilo de vida milenario y ancestral. Las únicas diferencias en todo caso serían los grandes edificios, la tecnología avanzada, los inventos y productos nuevos, en fin, la industrialización.

Para entrar en materia se necesita hacer mención de dos personajes importantes en la historia de la humanidad Aristóteles y Carlos Linneo.

La primera persona que clasificó la naturaleza a partir de reinos fue Aristóteles, el filósofo y científico cuyo papel fue ampliamente significativo en diferentes áreas.

Posterior a esto en 1735 el científico, botánico y zóologo de origen sueco, Carlos Linneo, fue quien al haber creado la taxonomía, clasificó al humano en una especie animal que nombraría Homo sapiens. Así mismo, Linneo fue el encargado de añadir clasificaciones de clases, órdenes, familias, géneros y especies.

«Durante mucho tiempo, Homo sapiens prefirió considerarse separado de los animales, un huérfano carente de familia, sin hermanos, ni primos y, más importante todavía, sin padres. Pero esto no es así. Nos guste o no, somos miembros de una familia grande y particularmente ruidosa: la de los grandes simios. Nuestros parientes vivos más próximos incluyen a los chimpancés, los gorilas y los orangutanes». «De animales a dioses, Yuval Noah Harari».

Con base en lo anterior, podemos decir que seguimos siendo animales y cabe mencionar que nuestras capacidades físicas, emocionales y cognitivas están todavía conformadas por nuestro ADN.

Anuncio. Desplácese para seguir leyendo.

En este sentido, se puede referir a un ejemplo del historiador Harari para dejar más claro el tema abordado.

¿Por qué crees que las personas tienden a cubrir su saciedad con alimentos con exceso de calorías y azúcares?

Existen algunas teorías al respecto como lo son:

Teoría Energética: esta teoría plantea un desequilibrio entre el
consumo y el gasto de energía, que da como resultado la acumulación
progresiva de la energía sobrante en forma de triglicéridos en el tejido
adiposo, ocasionando tanto un aumento en el número de adipocitos como
en su volumen, produciendo modificaciones funcionales en el metabolismo,
los cuales son la causa del mantenimiento del tejido adiposo y de la
obesidad.

Teoría Metabólica: Ésta considera a un tejido adiposo activo,
que tiene células altamente especializadas, que pueden producir una gran
cantidad de mediadores neuroendocrinos y de responder cualitativamente
y cuantitativamente a estímulos hormonales.

Teoría Endócrina: como parte de esta teoría se describen
señales hormonales procedentes del tejido adiposo, de los sistemas
nervioso simpático y parasimpática, gastrointestinal y hormonal, integradas
a nivel hipotalámico, que desempeñan un papel clave en la regulación del
peso corporal y permiten mantenerlo dentro de los limites adecuados para
la estatura, impidiendo tanto el sobrepeso como la pérdida ponderal ante
situaciones agudas de desequilibrio en el aporte de energía, ya sean como
consecuencia de ingestión incrementada o insuficiente.

Aunado a las teorías anteriormente descritas la teoría del «gen tragón» remontada a la prehistoria es la más aceptada. Esta teoría propone según el autor que se debe a que el impulso que tenemos por consumir alimentos altos en calorías se debe a la necesidad de supervivencia que nuestros ancestros cazadores-recolectores tenían. Para ello necesitamos considerar los hábitos alimenticios que tenían los homo sapiens basándonos en lo siguiente:

«En las sabanas y los bosques en los que habitaban, los dulces con un alto contenido calórico eran muy raros y la comida en general era escasa. Un recolector medio de hace 30.000 años solo tenía acceso a un tipo de alimento dulce: la fruta madura y la miel. Si una mujer de la Edad de Piedra daba con un árbol cargado de higos, la cosa más sensata que podía hacer era comer allí mismo tantos como pudiera. Antes de que la tropilla de papiones local dejara el árbol vacío. El instinto de hartarnos de comida de alto contenido calórico está profundamente arraigado en nuestros genes. En la actualidad, a pesar de que vivimos en apartamentos de edificios de muchos pisos y con frigoríficos atestados de comida, nuestro ADN piensa todavía que estamos en la sabana. Esto es lo que nos hace tragarnos una copa grande de helado Ben y Jerry cuando encontramos una en el congelador, y la acompañamos con una Coca Cola gigante». «De animales a dioses, Yuval Noah Harari»

En conclusión, todo apunta a que el hecho de que nos «atasquemos» de alimentos altos en calorías aún ya habiendo saciado nuestra hambre se debe a que muchas de nuestras características sociales y psicológicas actuales se moldearon durante la larga era preagrícola; huir ante un conflicto, ser infiel a la pareja, alimentarse, envidiar, ayudar, traicionar, ser empáticos o agresivos. Tambien hoy en día afirman los expertos en el campo de la psicología evolutiva, que nuestro cerebro y nuestra mente están adaptados a una vida de caza y recolección.

Cada vez son más las investigaciones que apuntan a que los genes no sólo determinan nuestra salud, sino también nuestra conducta.


También te puede interesar: Regresan las marchas feministas (masivas) a Toluca, Edoméx
También te puede interesar: Más Literatura en RevistaBrújulaMX

Anuncio. Desplácese para seguir leyendo.

Fuentes:

  • Harari, Y. N. (2020). De animales a dioses: Breve historia de la humanidad (Sapiens) (1.a ed.). Penguin Random House Grupo Editorial SA de CV.
  • López Sánchez, G. (2018, 9 enero). Linneo, el «gran hombre» que le puso nombre y apellidos a animales y plantas. abc.es.
  • T. (2020, 18 febrero). Reinos de la naturaleza: cuáles son y quiénes los definieron. Twenergy.
  • Salinas, E. (2015) «Constructos personales de personas con obesidad» Universidad Autónoma del Estado de México.
  • Ferrado, M. L. (2008, 1 mayo). El comportamiento social también depende de los genes. El País.

Haz clic para comentar

Dejar una réplica

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio
Anuncio

Categorías

También te puede gustar

Cultura

La noche del ocho de junio se grabaron escenas de la película "God is a bullet" en el barrio de Puente Grande, Huehuetoca. La...

Sociedad

Berenice Medrano Rosas, Milton Castañeda Díaz, Alfonso Rodríguez Bautista, Francisco Velázquez Ortega y Edgar Reyes Loz representan a sus partidos y el próximo 6...

Internacional

Las personas que deseen postularse necesitarán un dominio básico del idioma inglés y estudios mínimos de secundaria; no exiten especificaciones de género o rango...

Sociedad

Entre baile y música la comunidad Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Transgénero, Travesti, Intersexual y Queer salió a las calles a manifestarse por el amor...